Mi orgullo me impedía pedir ayuda

Mi orgullo me impedía pedir ayuda

Curso Online Mindfulness Gratis

MINDFULNESS: Entrena tu Atención Plena en la era de las distracciones

Consigue gratis este curso online con todo lo que necesitas saber para entrenar tu atención, calmar tu mente y regular tus emociones

QUIERO ESTE CURSO ONLINE GRATIS

Sucedió anoche.

Cenábamos unas pizzas 4 familias con nuestra prole correspondiente.

En plan "asalvajado" y "silvestre", entre unos bancos, unas escaleras y unas toallas.

Mi amigo C. se sirvió coca-cola en su vasito de plástico.

Y se giró para dejar la botella de 2 litros en el lugar de dónde la había cogido.

Instante que aproveché para quitarle y esconderle su vasito...

Me dio tiempo de contarle lo sucedido a mi pareja en voz bajita.

Porque hay cosas en la vida que o las compartes o no tiene ni la mitad de gracia.

Cuando mi amigo se giró de nuevo para coger su vaso....su rostro era todo un poema.

No decía nada, sólo había silencio y cara de incredulidad.

¿Sabes ese momento donde no te puedes creer lo que está pasando?

Podía leer su mente:

Estaba repasando mentalmente cada paso que había dado tratando de encontrar una explicación lógica pero no la encontraba. Ni tampoco su cocacola. 

Yo le miraba de reojo cómo se giraba una y otra vez buscando su vaso en silencio sin decirnos nada a nadie.

Al final se rindió y se sentó a comerse su trozo de pizza sin el apreciado líquido.

Ni tan siquiera se le pasó por la cabeza ir a servirse otro vaso.

Yo estaba detrás de él y rápidamente coloqué el vaso a su espalda, diciéndole con naturalidad que tuviera cuidado que podría tirar la bebida al suelo.

Durante un segundo aún tenía cara de ....¿qué carajo está pasando aquí?

Pero mi risa y que conoce bastante mis taras....desvelaron todo el misterio.

Nos partimos de risa todos.

Y lo mejor fue cuando en privado me confesó después:

" Y lo peor es que mi orgullo me impedía pedir ayuda".

He ahí la comprensión/reflexión de lo acontecido:

- ¿Cuántas veces nos dejamos secuestrar por nuestro orgullo y no pedimos ayuda?

- ¿Cuántos de nosotros/as tenemos incrustado en la mente que pedir ayudar, necesitar algo del otro es signo de debilidad/inferioridad y debo evitarlo a toda costa??

Cuánto que aprender.

Cuánto por evolucionar.

La velada continuo entre risas y camaradería.

Y una vez más sobraron trozos de pizza.

 

Atenta-mente

Fernando Tobías