Y ella se dejó en paz a sí misma

Y ella se dejó en paz a sí misma

Curso Online Mindfulness Gratis

MINDFULNESS: Entrena tu Atención Plena en la era de las distracciones

Consigue gratis este curso online con todo lo que necesitas saber para entrenar tu atención, calmar tu mente y regular tus emociones

QUIERO ESTE CURSO ONLINE GRATIS

Esa mañana hizo algo diferente.
Lo tenía en bandeja para flagelarse una vez más.
Había cometido un error "imperdonable".

 

Se había equivocado en la hora de comienzo de la clase que debía impartir.

Llegó tarde y todos los alumnos la estaban esperando.

Eso a ella no le podía pasar.  Quizá a los demás sí. Pero a ella no.

Llevaba toda un vida tratando de ser IMPECABLE.

Ciertamente esa EXIGENCIA DE IMPECABILIDAD le había llevado a alcanzar grandes logros profesionales en su vida. 

Y no menos cierto, estaba pagando un PRECIO MUY ALTO  en forma de sufrimiento autoinfligido.

Con su festival asociado de síntomas en todo su aparato digestivo que la llevaban años lastrando su salud.

Pero esa mañana algo hizo diferente.

Y eso que había tenido una noche de mierda con un vendaval de pesadillas que le arrebataron el sueño reparador.

De algún modo vio venir a tiempo a su OJO de SAURÓN buscando hacer sangre con motivo del error cometido.

Vio venir "su patrón mental" de mirar hacia atrás para fustigarse y regodearse en el lodazal del culpa estéril.

Lo vio venir e hizo MAGIA.

Pudo crear un ESPACIO INTERIOR de dónde brota la libertad primera y última.

Pudo preguntarse a sí misma:

¿REALMENTE me quiero meter yo ahora en ese charco de la FRUSTRACIÓN Y CULPA?

- "Ni de coña", se dijo.

Y ahí volvió a nacer.

Al menos un nuevo aspecto de ella.

Y desde ahí, ELIGIÓ disfrutar con más calma el resto de la jornada.

Estaba muy contenta consigo misma por la proeza lograda.

Cuánto por aprender.

Cuánto por evolucionar.

Atenta-mente
Fernando Tobías

PD: Y paradójicamente ya somos seres humanos COMPLETOS.